Sign in / Join

Roban en la casa de Presidente Comunal mientras compartía el 31 con los evangélicos

Humboldt es una comunidad muy religiosa. Tanto católicos como evangélicos del Río de la Plata tienen una historia de prácticas de la fe traídas por los europeos fundadores. Muchos de ellos de Esperanza. Es normal que sus autoriaddes sean creyentes y practicantes.

Este es el caso del matrimonio de Duilio Rohrmann y María Alejandra Caballero. Ella además es una maestra que estuvo muchos años en parajes y geografías de pueblos del interior de la provincia de Chaco, educando como maestra y es hoy una de las líderes de la ayuda a pueblos, comunidades y escuelas humildes de la provincia de Salta, con un gran aporte cristiano y solidario del pueblo de Humboldt. Además, es directora del coro de niños Rosana Falasca, de la comunidad convecina a Esperanza.

“Por favor, sólo te pido que me devuelvas las fotos de la tablet, que son muy importantes para mi…Ya que están allí plasmadas las fotos de mi misión…Y el anillo de piedra azul era de mi abuela. No tiene valor material. Sí para mí ya que es lo único que tengo de ella…por favor” escribe en las redes hoy María Alejandra, con un dolor que se adivina.

No sólo por ello es importante el robo en la casa de familia de los Rohrmann- Cavallero, sino porque es en la casa del Presidente Comunal de Humboldt, una de las comunidades más importantes del departamento Las Colonias con un gran desarrollo social, económico y cultural.

Y es además, la segunda vez en dos años. Y en la anterior nada de supo de los delincuentes.

Cuentan las fuentes cercanas a los hechos, que los delincuentes ingresaron por los fondos de la casa a través de una vivienda convecina. Forzaron las puertas de una galería y entraron violando el domicilio, una vez más, del presidente comunal, en pleno centro de Humboldt.

Se llevaron unas 20 botellas de vino que fueron compradas para presentes en estas fechas festivas, pero lo peor, se alzaron como botín a un alajero afectivamente muy preciado para la señora Cavallero de Rohrmann y una tablet, con todo el contenido de las obras de caridad hechas en las misiones en estos parajes humildes de Salta. Son las “joyas” más apreciadas por la familia.

Los delincuentes aprovecharon que era 31 por la noche y que la familia se encontraba compartiendo con la comunidad cristiana Evangélica, que se ubica frente a la plaza, en la manzana central de la localidad y en la misma manzana donde vive la familia damnificada.

Esta claro, por el modo de ejecutarse y lo robado de que se trata de una mala obra de una “ratería” local.

Por el valor moral y simbólico que tiene este delito, en una comunidad donde no es normal la inseguridad- el último asalto a mano armada a un agropecuario y su familia fue hace 10 años-, sino todo lo contrario y es una de sus fortalezas precisamente, es de esperar que sea aclarado esta vez, porque a decir verdad, tampoco es normal que a un presidente comunal o a un intendente le roben dos veces en su casa.

 

 

Deja una respuesta