Sign in / Join

Robaron en la casa de otro empresario y grave robo a una profesora

Un empresario del rubro de tienda, de origen boliviano, padeció el robo en su casa de 140 mil pesos cuando salió cinco minutos a hacer una diligencia en el barrio.

Una comerciante que tiene su comercio en la Estación de Colectivos, padecció el robo de 40 mil pesos, que los delincuentes se llevaron cuando dormía la familia.
Ahora, los empresarios de autoservicios de origen asiático, vieron como delincuentes ingresaron a la casa de familia y le robaron una importante suma de dinero.
Se trata de los dueños del supermercado ubicado en calles Moreno y Colón, quienes sufrieron un importante robo en su vivienda particular de Colón y Lavalle.
En pleno día, por la tarde, malvivientes rompieron la puerta y tras vencer su defensa, ingresaron y se llevaron el dinero tras revolver el lugar. La casa de familia se ubicada en calle Colón cerca de Lavalle, en el Barrio Norte.
Es evidente que, los comerciantes y sus viviendas son el objetivo en el último tiempo de los malvivientes.
Más pensando que se tiene vigilancia sobre las viviendas, porque la familia de los empresarios asiáticos, salieron y en 10 minutos regresaron y en ese tiempo los robaron en su casa, señalaron las fuentes consultadas.

 

Robo en otra vivienda

El viernes a las 22 aproximadamente, en calle Moreno, muy próximo al Centro Cultural Municipal, delincuentes  rompieron  las ventanas para ingresar y robarse una computadora HP de color roja, Quad Quore de séptima generación y 8g ram que tiene un precio de mercado de unos 50 mil pesos.

También los delincuentes se alzaron con dos teléfonos, un Sansung j7 Primer y un San Sansung J7 Neo, el primero de color negro y el segundo dorado, por un valor de mercado de alrededor de 40 mil pesos.

El daño es enorme, no sólo por la cifra, sino porque la propietaria de estos bienes es una docente, cuya acción profesional estaba en estos tres elementos electrónicos.

“Por favor, necesito su ayuda, fíjense en sus patios si está tirada, avisen si intentan vendérsela o si intentan desbloquear estos elementos” pide con suma angustia la mujer de nombre Wanda.

Deja una respuesta