Sign in / Join

Sangriento hecho con dos jóvenes en una escena brutal

 

“Ocurrió esta madrugada en circunstancias que se investigan. Lo habrían interceptado en la zona céntrica de la ciudad, aparentemente en Crespo y Avellaneda de esta ciudad.
Se trata de Leonel A. de 17 años, quien ingresó esta madrugada en el Hospital Cullen de Santa Fe con un fuerte golpe en el rostro, sería un machetazo, que le causó profundas heridas.
Las primeras informaciones indican que el golpe no afectó partes oseas, por lo que será derivado a cirugía, posterior reposo y luego retornar a su hogar en nuestra ciudad.
El caso no parece algo menor, pues en los últimos tiempos los “tristemente célebres” mellizos A, al ser vistos por vecinos, reciben este tipo de agresiones” dice el colega Fernando Moerch en el sitio de la radio Dinámica de nuestra ciudad, al tratar el tema.

Otras fuentes consultadas por El Colono del Oeste, señalan que el adolescente no iba solo. Sino con otra chica de su misma edad. Ambos se movilizaban en una bicicleta cada uno.

Lo que se cuenta es que en la zona de la urbe esperancina citada por el colega, bajaron dos o tres  personas de sexo masculino de una camioneta, luego de cerrarle el camino con el rodado y con algo que la chica no vio, lo golpearon para luego irse de la escena. Se cuenta que cuando la víctima la miró, media cara se le caía en medio de una escena altamente sangrienta.

El auxilio de la sanidad y la acción de la policía llegó pronto y el muchacho fue cocido en el Hospital José María Cullen de la ciudad de Santa Fe donde fue trasladado, se encontraría fuera de peligro pero deberá ser evaluado por un cirujano plástico y habría quedado internado, por el momento.

La jovencita que lo acompañaba y de cuya casa salieron al parecer juntos, no sufrió daño físico ni amenaza alguna. Al parecer, toda la escena violenta en extremo, habría acaecido casi en silencio.

La herida se le abría hecho con un machete o un elemento contundente y cortante,  y es de pensar que indudablemente, el plan de ataque fue premeditado por alguien o algunas personas que estaban muy enojadas. Y no sería absurdo de pensar que los habrían esperado y seguido desde la casa de la chica, que es el lugar desde donde habría salido.

Deja una respuesta