Sign in / Join

Hasta siempre compañero Luis

El periodista Luis Gudiño, uno de los corresponsales de la Agencia Télam en Santa Fe y con una trayectoria de cuatro décadas en el diario local El Litoral, murió en la tarde de ayer domingo a los 60 años luego de sufrir una descompensación mientras trabajaba en notas relacionadas al clásico del fútbol santafesino.

Hijo y nieto de periodistas, el doctor Gudiño desarrolló una extensa labor relacionada al deporte, ya que en El Litoral cubrió rugby, hockey, vóleibol, tenis y natación, entre otras disciplinas, y fue -además- jugador y entrenador de softbol.
Personalidades de este ámbito expresaron sus muestras de pesar al igual que desde el ámbito de la Justicia, ya que supo recorrer los pasillos del Palacio de Tribunales local en busca de informaciones judiciales  dado que era abogado.
Sus compañeros de la sección Deportes de El Litoral relataron con tristeza que ayer “había estado trabajando desde las primeras horas de la tarde, compartiendo el mate, hablando de fútbol y planificando la tarea de la jornada”, y que sobre el atardecer comenzó a descompensarse por lo que fue convocado un servicio de emergencias que lo trasladó hasta un sanatorio privado a escasas cuadras del vespertino, donde falleció tras sufrir dos infartos.
Luis dejó un sinnúmero de amigos en diferentes ámbitos, que desde anoche se acercaron a la sala donde velan sus restos -Sentir, en la céntrica esquina de 25 de Mayo y Suipacha- para acompañar a su mujer, Cristina, y a su hija, Delfina.
El cementerio Municipal lo recibió esta mañana junto a una gran cantidad de familiares y amigos.
Gudiño se sumó al equipo periodístico de la corresponsalía Santa Fe de la agencia Télam en el 2002, donde demostró su versatilidad y calidad profesional para ocuparse de temas para secciones tan variadas como Política, Economía, Sociedad, Deportes y Seguridad.
De trato afable y animado, en su escritorio jamás faltaba el equipo de mate y no era extraño verlo conversar con los colegas que visitaban la oficina de Télam en Santa Fe, en el sur de la ciudad, entre ellos muchos amigos con quienes había compartido la comisión directiva de la Asociación de Prensa local.
También incursionó en radio, donde trabajó en programas que siempre dieron lugar a la difusión de noticias vinculadas a los deportes amateurs.
En los últimos tiempos había padecido problemas de salud relacionados con la diabetes.
“Lucho” para algunos, “Chiquito” para otros, Luis Gudiño murió en un atardecer lluvioso de su querida ciudad de Santa Fe, día de empate entre Colón y Unión. Y lo hizo en su ley, igual que su padre Luis y su abuelo (el escritor Luis Gudiño Kramer): escribiendo en una redacción y rodeado de amigos y colegas (El Litoral).
Con esperancinos
En Esperanza jugó al beisbol en el equipo del Lawn Tenis Club junto a compañeros como David y Gustavo Pomar, Aldo Barceló, Sergio Borgogno, Luis y Daniel Frank, Portmann, D’Andrea, entre otros.
En ese equipo era el pitcher y además fue integrante de la selección santafesina con la cual jugó varios campeonatos nacionales en diferentes provincias.
Su persona de buen corazón, incapaz de maldad alguna, su solidaridad con todos y su alta profesionalidad lo distinguieron.

Deja una respuesta