Sign in / Join

Otro tambo que vende leche a la gente en Esperanza

Allá por el año 1960 se tomaba leche de tambo en toda Esperanza. Era común que pasara el lechero, o los pibes con los tachitos iban hasta los tambos y compraban por litro apenas amanecía. Era una leche, toda de leche.

Después vino la botella, “bautizada” con agua y los sachet industrializados, con más agua que leche. Hasta hoy, donde para los más pobres hay una agua que sabe a leche o es parecida a la leche. Como hay jugo de frutas saborizadas que es agua que se parece a los jugos de naranja. manzana, etcétera, para los más humildes. Una especie de zapatillas Adidas de La Salada, que se parece a las Adidas reales pero que se rompen a los 60 días.
La venta de leche igual bajó un 30 por ciento en Argentina y en Esperanza Las Colonias, uno de los mayores centros latinoamericanos de producción de leche, también padece centenares de niños que toman té con pan cuando hasta hace no mucho tiempo, bebían leche con facturas frescas, ya ya no de esas que esperaron 48 horas esperando que alguien las comprara y que el panadero, más por buena gente que por una cuetsión económica, las  pone a un precio de regalo para los esperancinos del barrio.
Es grave porque es vital para la maduración y crecimiento de los más pequeños desde la más tierna infancia dicen los médicos de la ciudad.
Ya hay tambos en Esperanza que venden leche. ¿Es legal? No. Si es para consumo humano. “Yo doy esta leche para el gato de la señora” dice un tambero con una sonrisa pícara.

Tampoco crecer mal desde la niñez es legal , y menos padecer una pésima alimentación es justo, y para no pocos, ninguna buena comida siquiera a veces. Hay que salir unas cuadras del centro de la ciudad  para verlo.
Por eso, desde ayer jueves, a las 15, otro tambo, de buena gente, se suma a la venta de: “Leche de tambo, $30 el litro, llevo a domicilio (delivery $5) o buscar en la dirección que se pone a continuación, traer envase” se informa a la población humilde y la clase media. Esta es la realidad, en una de las dos ciudades- con Rafaela- del mejor nivel de vida de la provincia de Santa Fe, lo cual es estadística provincial, y las dos ciudades con más alto nivel de pago de impuestos de todo Santa Fe, la segunda provincia más importante de la Argentina, en los datos oficiales.

   Daniel Frank      

Deja una respuesta