Sign in / Join

El Tatara Tatara nieto en el SAMCo del primer médico y director del Hospital

En 1868 nació en la ciudad de Astorga (España) el doctor Daniel Alonso Criado, decano de los médicos de Esperanza y cuyo nombre lleva el centro referencial de salud pública de nuestra ciudad. El querido y recordado médico falleció en esta ciudad el 22 de octubre de 1939.

En el acceso al Hospital, rubio como un sol, con toda su vida nueva, está Agustín Scalenghe, en los brazos de su abuelo, Miguel Angel Alesso y acompañado por su abuela y esposa de Miguel, Analía Liliana König, hija de un recordado profesor del Colegio San José de Esperanza.

¿Cuál es la particularidad del niño? Se trata del tatara tatara nieto del décano de los médicos esperancinos y primer director médico del Hospital SAMCo Esperanza, el doctor Daniel Alonso Criado.

 

Una rica historia de vida

El Hospital Cosmopolita de Caridad de Esperanza (hoy S.A.M.Co.), fue fundado por la Sociedad Damas de Beneficencia, a cuyo esfuerzo y tesón se debe la importante obra social desarrollada en el primer medio siglo y el impulso impreso a sus actividades a favor de los más necesitados.

La entidad prestó ayuda y dió amparo a cientos de personas menesterosas que acudían en procura de alivio para sus males, cumpliendo la mayor parte de los servicios asistenciales, superando los inconvenientes y el olvido de los gobiernos, en tanto la ciudad mantenía su invariable generosidad en las horas difíciles de su existencia.

La fundación de la Sociedad Damas de Beneficencia data del 12 de diciembre de 1888, siendo su primera presidenta doña Alina Gauchat de Dobler, formándose la comisión directiva de la siguiente manera: vicepresidenta: Clemencia Mahieu de Argenti; tesorera: Lucía Berraz de Dupuy; protesorera: Margarita Tabernig de Baur; secretaria: María Teresa Sommerhalder de Hohenfels; vocales: Enriqueta Produit de Bosch, Justina de la Riestra de Tissieres, Juana de Dagassan, María Nicola de Mondino, María Müller de Ronchetti.

La institución auxiliaba con ropas, remedios y otros recursos a familias carenciadas, costeaba el envío a Santa Fe o Rosario de los enfermos, pagaba al médico que atendía, pero su finalidad principal fué siempre la erección de un hospital.

En 1895 don José Esser donó un terreno con la condición de que fuera edificada inmediatamente una casa de salud. sus deseos se realizaron. El 9 de julio de 1895 se colocaba la piedra fundamental del Hospital, ceremonia que apadrinaron el entonces gobernador Luciano Leiva y la señora Josefa Tabernig de Calp, siendo bendecida por Moseñor Juan Agustín Boneo.

Poco después se inició la construcción del nosocomio, que se encomendó al ingeniero Carlos Mai. Terminada la obra en 1898, se procedió a la inauguración de sus instalaciones el 25 de diciembre del mismo año y a la bendición del local, en acto solemne, por Monseñor Juan Agustín Boneo, y con la presencia del gobernador de la Provincia de Santa Fe, don Juan Bernardo Iturraspe. Presidía la asociación en esa época doña Rafaela García de Zamora.

En los tiempos que siguieron a ese acontecimiento, se luchó con denodado empeño por dotar a la casa de lo más indispensable. Por donación de Doña Angela de la Casa viuda de Lehmann, se concretó una sala de mujeres, que en su honor, se denominó sala “María de los Angeles”.

También se levantó la sala de cirugía, donada por don Eduardo Vionnet con el instrumental importado de Europa. Con la colaboración de otros benefactores se hicieron, a través de los años, nuevas ampliaciones para satisfacer sus cada vez mayores prioridades, en consonancia con el ritmo de acelerado progreso del quehacer de nuestra comunidad.

Las 22 presidentas que rigieron la Sociedad Damas de Beneficencia fueron: Alina Gauchat de Dobler, Eugenia Denis de Henry, Eugenia Joliot de Guibert, Maria Nicola de Mondino, Trinidad Betancourt de Parejo, Rafaela García de Zamora, Anita Trombert, Encarnación Bouvier de Barco, Amalia Miguel de Neila, Isabel García de Monzón, Clara Ocampo de Schlie, Elisa Denner de Ladreyt, Elena Etcheverry de Tabernig, Angela Hugentobler de Ninci, Adela Parejo de Mahieu, Clorinda Ronchetti de Tabernig, Eugenia Ladreyt de Vionnet, Sara Raventos de Meyer, Rosario Schlie de Ninci, Natalia Mazzocco de Martínez, Elena Gay de Guala y Amalia Guibert de D´Éramo que ejercia las funciones cuando se disolvió la entidad en 1952, cuando el Hospital pasó a depender del Ministerio de Salud Pública de la Nación.

A partir de entonces fue su primer médico director el doctor Daniel Alonso Criado, cuyo nombre le fue impuesto al hospital por resolución del Ministerio de Salud Pública de la Provincia en julio de 1986. Un busto del recordado galeno español fue descubierto en mayo de 1987 en uno de los patios del nosocomio, a la izquierda de su ingreso, obra de Roberto Migdal.

Prestaron sus servicios profesionales todos los médicos de la ciudad, en carácter ad honorem, ya que solamente dos estaban rentados por el gobierno de la nación, que al igual que la provincia y la municipalidad local tenían acordadas subvenciones para el mantenimiento de la obra social que llevaban a cabo las damas.

Según las crónicas periodísticas del cincuentenario, en 1948 el Hospital contaba con salas para hombres, mujeres, niños, maternidad, primeros auxilios, sala de rayos fijos y portátiles, sala de cirugía, de odontología, oído, garganta y nariz, farmacia, lavadero eléctrico completo, ropería, depósitos, motor para la leña (aserradero), morgue, ambulancia para dos camillas, costeada por el pueblo; además tenía una capilla, propiedades y terreno anexo.

Celebrando las bodas de oro del Hospital el 26 de diciembre de 1948 tuvo lugar un acto con presencia de autoridades provinciales y de nuestra ciudad, benefactores, socias y público, donde se pusieron de manifiesto las sólidas simpatías y el prestigio logrado por la Sociedad Damas de Beneficencia a través de tantos años de labor infatigable que la han hecho acreedora a la consideración de nuestra colectividad que le brindó su apoyo y su inalterable confianza.

 

Deja una respuesta