Sign in / Join

Trece puñaladas a la maestra y niñez abusada y desprotegida

La propuesta Ley Vanesa surge de un abuso sexual contra una nena de escuela primaria y 13 puñaladas por la espalda de la maestra que la ayudó, como venganza. En Santa Fe.
Se trata de los dos crímenes más salvajes y penados por la ley. Eso provoca miedo en la sociedad. Y más aún en sus actores directos.

Por eso, y pese a eso, un puñado de santafesinos, trabajaban en favor de que su muerte no sea en vano. Por una ley que proteja no sólo a los maestros y los niños en estado de indefensión. Sino a todos los empleados del Estado.
Es decir, porque el Estado Provincial se haga cargo de lo que es su responsabilidad. El Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Judicial.
Silvia Castillo, la hermana de Vanesa, la docente asesinada, estuvo en la sede de Amsafe Las Colonias, junto a la doctora Carolina Walker y al periodista Pablo Benito, para tratar el tema. Forman parte de la ONG Democracia Directa que funciona en la ciudad capital.
Hoy se reunieron con diputados y senadores en la Legislatura en Santa Fe, para que al fin los representantes del pueblo se hagan cargo de los problemas reales de los empleados públicos y de los niños y adolescentes, que son dramas diarios, porque a algunos de ellos incluso, le va la vida en ese interés.

Natalia, increíble
Natalia, joven, profesional, ser humano que trabaja con niños y niñas en un CAF de Santa Fe, se acercó a la Justicia. Le contó lo que seis niños le contaron. Estaban siendo abusados sexualmente presumiblemente por sus familiares y personas del barrio. Viven en un barrio socialmente complejo y violento de La Capital.
La profesional y trabajadora pública hizo lo que manda la provincia. Activó el protocolo.
La Justicia no la protegió. Los familiares y abusadores la amenazaron de muerte.
Natalia le pidió a los funcionarios del Ministerio que la protegieran. Le dijeron que no había ley ni reglamento para ello y que debía ir a trabajar al CAF. Con los mismos niños violados y sus parientes abusadores que la amenzaron de muerte.
La joven tiene razones más que convincentes para saber que la van a matar.
El gobierno se negó a transferirla a otro CAF. Fue Natalia a la Justicia y le dio la razón.
Como resultado de ello, el Gobierno no le depositó el sueldo. Le retiró el sustento básico que tiene para comer y pagar sus deudas. La castiga de la peor forma por defender a los niños, hecho que el mismo Estado Provincial la obliga a hacer y por lo cual debiera protegerla, ni siquiera por ley, sino por sentido común.

13 puñaladas
“Queremos que su muerte sirva a los demás. Es lo que Vanesa hubiera querido.
La niña estaba embarazada de 8 meses. Nadie la vio. Ni sus padres, ni las autoridades, nadie. Sólo Vanesa. Su asesino sigue suelto. La niña tuvo familia y vive en el mismo lugar donde fue abusada en reiteradas veces con una familia que lo ha permitido. Seguramente conviviendo con sus violadores. Esa es la acción del Estado que ni siquiera la asiste” se dijo.
El caso no es diferente al de centenares y miles que se suceden en la provincia de Santa Fe. Y en el país. También en Esperanza y Las Colonias.
“Queremos que el Estado Provincial se haga cargo de los maestros a los que ya el guardapolvo no los y las protege. Pero también a los empleados públicos que trabajan en situación de riesgo.
Queremos que la sociedad santafesina los vea y que la sociedad en su conjunto se sume para que los niños y adolescentes, los trabajadores públicos, estén protegidos”.

Docentes
Maestras se hicieron presentes en la charla.
Comentaron casos en sus escuelas de la ciudad. Una cantidad pobre en número si se juzga la cantidad de docentes que hay en Esperanza y Las Colonias. Eso marca el principio del registro periodístico: Indiferencia y miedo.
El abuso de niños es una pandemia en Santa Fe. A lo que hay que sumarle el riesgo de vida y de difamación de quien denuncia.
Sin embargo, lentamente, la sociedad comienza a caminar cambiando el paso.
“El caso Baraldo sirvió para que la Justicia viera cómo se está tratando a las víctimas del femicidio y del abuso. Algunas cosas ya jamás serán lo mismo luego de ese caso.
Y las víctimas hoy son tratadas en mejor manera” dijo y reconoció la doctora Carolina Walker -fue abogada de la querella en ese juicio- , citando un caso de abuso sexual de un niño esperancino que tuvo trascendencia provincial y nacional.

Daniel Frank

Deja una respuesta