21.4 C
Esperanza
sábado, febrero 24, 2024
InicioActualidad“Un árbol en la puerta de casa, es un bosque en la...

“Un árbol en la puerta de casa, es un bosque en la mente y el corazón”

La Facultad de Ciencias Agrarias de la UNL, a través de la Cátedra Cultivos Intensivos, implementa durante todo el mes de marzo una campaña de concientización sobre la importancia de la infraestructura verde urbana.

En general, podemos decir que la gente ama los árboles y se acerca a ellos de diferentes maneras, a menudo influenciados por sus orígenes étnicos, culturales, técnicos o científicos. Pero no todas las personas entienden que el manejo de los mismos, requiere de ciertos conocimientos y habilidades. No es cuestión de salir a plantar árboles, sin generar previamente las condiciones adecuadas. Por eso, crear conciencia en la opinión pública es un paso fundamental.

00Algunos tips para tener en cuenta

Adhiriendo al Día Internacional de los Bosques, que se conmemora el 21 de marzo de cada año, la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNL, a través de la Cátedra de Cultivos Intensivos, está abocada a una campaña de concientización mediante la cual se realizan aportes para la reflexión sobre las ventajas y el cuidado del arbolado y de la infraestructura verde urbana.

Algunos aspectos que se recomienda considerar, son los siguientes:

> Para que un árbol cumpla su función, es necesario elegir la especie de acuerdo al lugar de plantación.

> Cuánto más biodiverso sea nuestro Bosque Urbano, más biodiversa será la ciudad, y mayor será su resiliencia ante el cambio climático.

> La caída de hojas, flores y frutos es inevitable. Y nos obliga a tareas de limpieza. Pero estas situaciones son estacionales: los beneficios del árbol se gozan todo el año.

> Las ramas suelen interferir con luminarias, tendido eléctrico y circulación de vehículos. Con una poda de despeje se puede disminuir este conflicto.

> El desarrollo de un árbol lleva muchos años. Y en pocos minutos podemos destruirlo por una poda mal realizada.

> Cuando las raíces rompen veredas, cañerías o cimientos, es por la mala elección de la especie o por falta de espacio para el crecimiento. Esto se puede solucionar con la poda de raíces o la utilización de barreras físicas que frenen su expansión, pero siempre debe hacerlo un profesional capacitado.

> Gestionar los conflictos no debe conducir a la destrucción de árboles adultos, que son patrimonio y parte de la infraestructura de la ciudad.

> La extracción debe ser la última opción. Un árbol bien cuidado es una de las mejores herencias que podemos dejar para las generaciones futuras.