Sign in / Join

En una playa de Normandía encontraron restos del avión de Emiliano Sala

Las autoridades británicas realizarán una búsqueda submarina para encontrar al futbolista argentino y el piloto.

Los investigadores que buscan el avión desaparecido en el que viajaba el jugador de fútbol de la Premier League, Emiliano Sala, han informado este miércoles del hallazgo de dos cojines de asiento en una playa cerca de Surtainville, Normandía, que probablemente pertenecían a la aeronave.

La División de Investigación de Accidentes Aéreos de Reino Unido (AAIB, por sus siglas en inglés) ha confirmado que se ha localizado parte de un cojín de un asiento, y que más tarde se ha encontrado un segundo cojín en la misma zona. “Tras un examen preliminar, hemos concluido que es probable que los cojines pertenezcan al dispositivo desaparecido”, indican en un comunicado.

 

Las labores de búsqueda submarinas se iniciarán a finales de semana y durarán tres días

Los investigadores han anunciado que realizarán una búsqueda submarina para encontrar al futbolista. Por el momento, se ha identificado una zona en el mar en la que comenzarán las labores, que, eso sí, debido a las condiciones meteorológicas y al estado del mar, no podrán empezar hasta finales de esta semana. Un portavoz de la división ha confirmado a medios británicos que la búsqueda durará tres días.

Para sus trabajos utilizarán un vehículo operado a distancia para la inspección visual de los restos. La AAIB indicó que tratarán de coordinar sus labores con las llevadas a cabo de forma privada ordenadas por la familia de Sala, que obtuvo aportaciones de futbolistas de todo el mundo para ello.

En el avión solo viajaban Sala, de 28 años, y el piloto, David Ibbotson, de 59 años. El futbolista argentino desapareció el lunes 21 de enero cuando la aeronave en el que viajaba, modelo Piper PA-46 Malibú, sobrevolaba el Canal de la Mancha. Despegó de Nantes con destino a Cardiff, Reino Unido, para incorporarse a su nuevo club después de que éste hiciera el mayor desembolso de su historia al pagar 16 millones de euros por el traspaso. En el avión solo viajaban Sala, de 28 años, y el piloto, David Ibbotson, de 59 años.

Tras unos días de búsqueda sin resultado, el pasado jueves las autoridades británicas cesaron las labores para dar con el jugador alegando que no había esperanzas de encontrarle a él y al piloto con vida.

 

 

 

Deja una respuesta