Sign in / Join

¿Y ahora qué hacemos?

Hace unos 30 días llegaron a la Argentina. ¿Cuánto pueden tardar en comenzar a venderse en Esperanza y luego verlos por las calles? Un suspiro.

Ya hay bicicletas, bicicletas con motor, ciclomotores, triciclos con motor, motos, automóviles, camionetas, rodados 4×4, camiones, colectivos y hasta tractores. Suman los peatones. Y ahora van a llegar ellos. Y son el regalo justo para los 15 de las nenas, porque se manejan desde los 16 años.

Los monopatines eléctricos obligarán necesariamente a cambiar las reglas de tránsito en la ciudad porque no son motos ni bicicetas, y sus condiciones de maniobra son inestables, viando hastsa 30 kms. por hora.
En Buenos Ares ya lo hicieron negocios y se ofrecen en alquile, $15 para desbloquearlos y $8 el minuto.
La propagación de los monopatines eléctricos fue expressa fines de 2017 en las calles de Los Ángeles.
Mientras en EE.UU la política hacia los monopatines y las bicicletas eléctricas se endurece el fenómeno se expande en Europa.
Bird, Lime y Grin desembarcaron en Montevideo, Santiago de Chile, México, Río de Janeiro, Bogotá, Lima, San Pablo y Buenos Aires. Por ahora, sólo en suelo porteño está la mexicana Grin.

Legales
En el mundo los monopatines se empezaron al crear legislaciones, especialmene en Europa y Estados Unidos: Ir por las ciclovías, no por las veredas; usar casco; no superar los 25 km/h; y contar con bocina, frenos y luces. Además, sólo se permite una persona por vehículo, la edad mínima para usarlo es 16 años y está prohibido en autopistas y avenidas.
El secretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, Juan José Mendez en una entrevista con el diario Clarin dice: “El objetivo es que sean complementarias a la bicicleta tradicional. Al requerir menos esfuerzo del usuario, invitan a otros actores como adultos mayores, personas con discapacidad o mujeres embarazadas a subirse”.
Entre los expertos hay dudas, en especial desde la seguridad vial. Es que, en definitiva, se trata de abrir el juego a otros actores, en el ya complicado tránsito de cualquier donde los peatones, ciclistas y motociclistas son los eslabones más frágiles.
Fabián Pons, titular del Observatorio Vial Latinoamericano, el problema central que hay con este tipo de vehículos es que van a una velocidad contraria al entorno. “Cuando el tránsito está rápido son lentos y cuando el tránsito está trabado avanzan, entre autos y colectivos” “Además son silenciosos y difíciles de ver. No sé si estamos preparados para sumar nuevos ingredientes a nuestras calles”.

Patente o sin patente
Otro de los aspectos que le preocupa es la falta de identificación de las bicicletas y monopatines, que genera una sensación de impunidad, en la que es muy difícil el control y la sanción, aun cuando se haya establecido que los usuarios deberán llevar DNI y se los multará, en Buenos Aires por un valor de $ 1.480.

¿Dónde se aprende y quién puede manejarlo?
Al no tener amortiguación, ni buena suspensión y una rueda pequeña es muy inestable y aun a 25 km/h frente a un pozo o una grieta pueda clavarse y el conductor salir despedido hacia adelante”. Apartir de julio por lo menos 1.000 de estas unidades ya circulan, y todos deberán estar más alerta: “Hay un nuevo actor en las calles y no está capacitado” dicen en Buenos Aires.

Deja una respuesta