Sign in / Join

“Ya pienso lo peor” dijo el padre de Emiliano Sala

Horacio Sala, el papá de Emiliano, dio un duro testimonio televisivo. “Quisiera encontrarlo vivo”, contó. Se volvía a la casa sólo en su camión por la ruta. Horacio Sala, el papá de Emiliano, es camionero. Habló por varios medios de comunicación y le dio una nota al canal Rosario 3. Estaba trabajando cuando se enteró del accidente aéreo de su hijo y su testimonio es muy duro.  Ya se ha cesado la búsqueda en el lugar del accidente.rdel accidente aéreo.
Estas fueron sus frases señala el diario Ole de Buenos Aires.

* “Me avisaron a la mañana, que había desaparecido”.

* “Yo sabía que le hacían la despedida a Nantes, no sabíamos que iba a Cardiff, yo hablé el domingo con él, y después de ahí no hablé más”.

* “Esto me sorprende de todo, primero y principal quisiera encontrarlo vivo. Pero se me están yendo las ilusiones. Porque si es tan cerca de que fueron ahí, y no sé cómo será el río, pero si no lo pueden encontrar, huelo mal las cosas”.

* “Mi esposa creo que se va con mi hija para allá. Yo me estoy yendo para casa”.

* “El vivía solo. Que yo sepa”.

“Somos una familia humilde”.

* Dicen que el tiempo complica, que estaba nevando. Es inexplicable esto, no se puede explicar así. Todo el porvenir por delante, los proyectos que tenía él”.

* “El quería jugar en Independiente”.

* “Ninguna autoridad me llamó”.

Una vez en Progreso, volvió a hablar con la prensa. Su dolor se había potenciado y contó: “Ya pienso lo peor. No hay palabras para explicar. Era un chico muy querido en todo el pueblo”.

Desde Progreso

Casi mil habitantes tiene Progreso. Al tranquilo ritmo de vida de aquí se le sumó este martes otra característica: la tristeza. La desaparición de Emiliano Sala tiene al pueblo en vilo. Y su club de origen cerró sus puertas desde esta mañana.San Martín de Progreso canceló este martes todas las actividades.

“Para nosotros es nuestro embajador. Desde lo deportivo y desde lo humano, creo que por algo llegó a la élite del fútbol internacional. Hoy es un día de incertidumbre. El pueblo está conmocionado. Nadie lo puede creer”, comienza a decirle a Clarín Daniel Ribero, presidente de San Martín de Progreso.

En esta institución centenaria, Emiliano estuvo hasta los 15 años y llegó a jugar algunos partidos en Reserva de la Liga Esperancina. Durante el pasado Mundial, aprovechando sus vacaciones, estuvo en el club.

“Comimos un asado con el plantel de Primera. Acá es uno más. Nunca lo mareó la fama de la élite del fútbol internacional. Si hasta hace unos días lo felicitábamos por la transferencia en un grupo de whatsapp de jugadores y él siempre respondía con su personalidad introvertida pero con una confianza en sí mismo envidiable”, agrega Ribero.

En Progreso viven la mamá, el papá y un hermano de Emiliano, mientras que otra hermana vive en Santa Fe. Las caras largas miran pasar los móviles de los medios de comunicación, casi lo único que se mueve en este día triste para Progreso.

“Esperamos que sea una pesadilla. Hay un pueblo que está conmocionado, es un desastre. Estamos atentos a todas las informaciones de último momento y sabemos que la situación es adversa, pero tenemos esperanza”, concluyó el presidente de San Martín.

Diego Solís fue entrenador de Emiliano en San Martín y aún no cae. “Estamos anonadados. No podemos entender todo esto, no perdemos las esperanzas porque sabemos que es un luchador. De acá se fue con 15 años y está donde está por su esfuerzo”, le comenta a Clarín.

Cada tres frases, Diego repite que no lo puede creer. “Un pibe excepcional, humilde como pocos, con ‘cero humos’. Y un jugador fenomenal que de pibe se destacaba por la potencia física y hacía la diferencia como la hace al día de hoy”, recordó.

Las noticias que llegan de Europa son poco alentadoras. Pero tanto Daniel como Diego hablan en presente. No se resignan y no lo harán hasta que no haya confirmación oficial. Así lo sienten.

Fuentes consultadas: Radio Rosario 3, Olé Deportivo y Diario Clarín.

Deja una respuesta