Sign in / Join

La anosmia como síntoma del COVID-19

Hay nueva evidencia de que la pérdida del olfato es un síntoma de infección del COVID-19.

La anosmia pos viral es una de las principales causas de pérdida del sentido del olfato en los adultos, ésta se ha encontrado en más del 40 % de los casos. Es bien conocido que los virus que causan el refriado común también provocan este tipo de pérdida de olfato (y gusto) y que hay al menos 200 variedades de virus que producen infecciones en el tracto respiratorio superior.

En sus versiones anteriores de coronavirus, la anosmia se presenta en un 10 a 15% de los casos. Por lo tanto,  quizás no sorprenda que el nuevo virus COVID-19 también cause anosmia en los pacientes infectados.

Suficiente evidencia procedente de Sur Corea, China e Italia, muestra que un significativo número de pacientes, portadores del COVID-19, han desarrollado anosmia/hiposmia. En Alemania, dos de cada tres casos confirmados tenía anosmia. En Corea del Sur, donde las pruebas han sido generales, el 30% de los pacientes COVD-19 positivos estaban teniendo anosmia como principal síntoma en casos leves.

Además, ha estado creciendo rápidamente el número de reportes en los cuales aumenta el número de pacientes que presentan anosmia en ausencia de otros síntomas – esto ha sido discutido y aceptado por foros de decisión médica en todas las regiones donde hay alta incidencia de casos. Irán ha reportado un fuerte crecimiento de casos de anosmia aislado, y muchos colegas en Estados Unidos, Francia y el Norte de Italia han tenido la misma experiencia. Yo he visto personalmente cuatro pacientes esta semana, todos menores de 40 años, y también asintomáticos, excepto por la temprana aparición de anosmia.

Estos pacientes podrían ser portadores ocultos y facilitar el rápido brote de COVID-19. Desafortunadamente no hay criterios protocolares para su aislamiento.

Aunque el cambio de mayor incidencia puede reflejar simplemente un aumento en la atención depositada en el COVID-19 por su presencia en los medios, y estos casos  podrían ser causados por típicos rinovirus y coronavirus, su diagnóstico podría usarse como una herramienta de contención y de identificación de otros pacientes asintomáticos, quienes podrían recibir mejores instrucciones para su autoaislamiento. Dado el potencial del COVID-19 para causar anosmia, es importante destacar que los reportes indican que el uso de corticorteroides podría agravar la infección.

Posiblemente si cualquier adulto con anosmia, pero sin otros síntomas, se aislase por siete días en el marco de la sintomatología tipificada que desencadenó las cuarentenas, quizás podamos reducir la cantidad de individuos asintomáticos que están actuando como vectores.

Esto debería impulsar un empleo responsable del EPP (Equipamiento de Protección Personal), que ayude a contrarrestar las tasas de infecciones halladas entre cirujanos y otorrinolaringólogos, que son las más altas, en comparación con otros trabajadores de la salud.

 

Prof. Claire Hopkins and Nirmel Kumar, miembros de Ear, Nose and Throat, United Kingdom.

(Fuente: “Loss of sends of smell are marker of COVID-19 Infection”, ENT UK at The Royal College of Surgeons of England).

Traducción: M.Y.