Sign in / Join

Caso Baraldo: La Justicia los declaró culpables

Los acusados por el abuso sexual de un niño en Esperanza fueron condenados este lunes. Víctor Hugo Baraldo (abuelo del menor) recibió 18 años de prisión, Juan Pablo Baraldo (tío) 16 años y Nidia Noemí Morandini , 20 años.

Tras 19 jornadas de juicio y casi dos meses llegó el momento del veredicto del caso que tenía a tres personas acusadas de abusar sexualmente de un niño en la ciudad de Esperanza. Todas fueron condenadas.

A las 17  se dio inicio a la lectura de la sentencia del Tribunal. El mismo fue integrado por los conjueces Jorge Silva (presidente), Alfredo Olivera y Néstor Pereyra.

En la jornada de alegatos, la Fiscalía había solicitado penas de 20, 22 y 24 años de prisión para los acusados (los abuelos y el tío del niño) por los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser la víctima menor de edad, por guarda y convivencia y por ocasionar grave daño en el normal desarrollo del niño, corrupción de menores y coacciones agravadas.

La querella acompañó el pedido fiscal y los montos punitivos.

Por otra parte, la defensa reclamó la nulidad del proceso y la absolución de los tres acusados.

Previo a dar lectura a la sentencia, el presidente del tribunal dr. Silva solicitó al público presente en la sala mantener el respeto y el silencio. A continuación, el doctor Pereyra comenzó a leer los datos personales de los justiciables y finalmente el dr. Olivera dio lectura a la decisión del tribunal.

Victor Hugo Baraldo se lo encontró responsable de los delitos de abuso sexual agravado y coacciones reiteradas, y se le impuso la pena de 18 años de prisión.

Juan Pablo Baraldo se lo encontró responsable de los delitos de abuso sexual agravado, coacciones agravadas y desobediencia al mandato judicial, y se le impuso la pena de 16 años de prisión.

Por último, a Nidia Morandini se la encontró responsable de promotora de corrupción de menores agravado y partícipe de los abusos y fue condenada a la pena de 20 años de prisión. Al explicar por qué el pedido de pena fue mayor para la abuela del niño, el fiscal Omar De Pedro dijo que “voy a decirlo con las palabras del niño: ‘mi abuela sabía lo que pasaba y me llevaba a la casa de mi tío’”.

La causa

La investigación comenzó en agosto del 2014, cuando la mamá de un niño de 10 años denunció a su padre por graves hechos de abuso sexual, descubiertos a raíz de una fotografía en el teléfono celular de la víctima. Al poco tiempo, se amplió la denuncia contra la abuela y el tío del niño.

Fueron imputados y se impuso la prisión preventiva para los tres, confirmada por la Cámara de Apelaciones.

En octubre de 2017 comenzó el juicio oral que debió suspenderse luego de que la defensa cuestionara la prueba de la Cámara Gesell y la querella recusara al tribunal por “falta de imparcialidad” y denunciara a la presidenta del mismo, la jueza Susana Luna, por violencia institucional.

Una liberación polémica

Los acusados recuperaron la libertad a fines de diciembre de 2017, tras verse vencidos los plazos de la prisión preventiva, pero la decisión fue apelada por la parte acusatoria ya que dos de los jueces que participaron de la audiencia fueron parte del tribunal de juicio recusado. Ante esta circunstancia la cámara de apelaciones decretó la nulidad de esta resolución.

En relación al estado de libertad de los acusados, el tribunal dispuso que sean detenidos cuando la sentencia quede firme, pero instó a la Oficina de Gestión Judicial que se fije audiencia para tratar la prisión preventiva dentro de las próximas 48 horas.

Fuente y foto: Aire de Santa Fe

Deja una respuesta