17.1 C
Esperanza
sábado, abril 13, 2024
InicioLocalesExpulsaron de la provincia a dos mujeres que vendían droga en Esperanza

Expulsaron de la provincia a dos mujeres que vendían droga en Esperanza

En un fallo inédito, basado en la flamante ley de microtráfico, también conocida como “ley de menudeo”, la Justicia santafesina expulsó de la provincia a dos hermanas que vendían droga en Esperanza, ciudad ubicada 45 kilómetros al oeste de esta capital.

Por José Bordón. Fuente: www.lanacion.com.ar

El trámite fue rápido, como lo prevé la nueva ley promulgada por el gobierno. Las hermanas Mayra y Milagros Pedrozo, de 19 y 21 años, respectivamente, fueron detenidas el miércoles pasado a la noche en un operativo donde efectivos policiales les secuestraron 32 envoltorios de cocaína, un cuchillo de cocina, dos hojas de cuchillo de 5 y 10 centímetros, una navaja de podar de 9 centímetros, dos teléfonos celulares, dos bicicletas y dinero en efectivo.

Por orden del fiscal Alejando Benítez, las jóvenes, oriundas del barrio Barranquera, de Sauce Viejo, y de San Cayetano, en Santo Tomé, fueron trasladadas a la comisaría, donde fueron interrogadas según lo exige la ley de microtráfico, que apunta a acelerar las causas y una mejor resolución en el caso de vendedores barriales de drogas. Un menor aprehendido en dicho operativo fue restituido a sus padres por disposición de la jueza de menores.

Según dijeron los investigadores a LA NACION, el fiscal Alejandro Franco Benítez, del Ministerio Público de la Acusación (MPA) en los tribunales de Esperanza, había comenzado a investigar a las mujeres semanas atrás por el delito de venta de drogas. Contaba incluso con escuchas telefónicas, pero aún le restaba reunir más pruebas antes de ordenar su detención. Sin embargo, un chequeo de rutina del Comando, que no tenía conocimiento de la causa, obligó a acelerar los pasos y a llevar a las detenidas a audiencia imputativa con los elementos probatorios con que se contaba hasta el momento.

En esa instancia, apoyándose en la normativa vigente, el fiscal pidió continuar con la investigación y que la causa no pase a los fiscales del área específica de narcomenudeo en Santa Fe, porque estaba convencido de que, conociendo mejor la causa y la ciudad, podía hacer un trabajo más eficiente.

La solicitud fue aprobada por el fiscal regional, que avaló el trabajo de Benítez y de la Policía de Investigaciones (PDI) de Las Colonias.

Luego, ambas mujeres fueron imputadas en Tribunales y el fiscal ordenó allanamientos en la ciudad de Esperanza. Los operativos se realizaron en una vivienda ubicada en Buenos Aires al 1350, en el extremo sur de la ciudad; en adyacencias al asentamiento La Lona, y en un domicilio de Saavedra al 600, detrás del Club Bartolomé Mitre. En esos lugares fueron secuestradas armas de fuego, municiones, plantas de marihuana y varios trozos de PVC de cubiertas exteriores de cables de cobre de la empresa Telecom que fueron robados a comienzos de este mes.

En tanto, la Justicia formó una causa contra la pareja de Milagros Pedrozo por la tenencia de las plantas de cannabis halladas en la vivienda allanada en Saavedra al 600. Además, se abrió un expediente penal contra otro hombre por tenencia de armas de fuego.

En una nueva audiencia en los Tribunales, el fiscal Alejandro Benítez pidió que las hermanas Pedrozo transiten la causa en prisión preventiva, pero la jueza de turno no aceptó la solicitud y dispuso que continúen siendo investigadas, pero sujetas a medidas alternativas a la pena privativa de libertad, fuera de la cárcel, ya que ambas tienen hijos (de 2 y 4 años).

Sin embargo la jueza avaló la investigación del fiscal y la imputación por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y dispuso que las hermanas Pedrozo fijen domicilio en Córdoba bajo la tutela de un guardador (podría ser la madre).

Pero la resolución es contundente –e inédita– cuando señala que se les prohíbe a ambas mujeres el reingreso a la provincia de Santa Fe.

Se explicó en medios cercanos a la investigación que “se trata de un fallo inédito porque les secuestraron 11 gramos de cocaína, una cantidad relativamente pequeña. Con esa cantidad, la Justicia Federal las hubiese liberado [a las mujeres] a las pocas horas y no hubiese avanzado con la causa. Es así porque históricamente todos los delitos vinculados con drogas pasaban a la Justicia Federal de Santa Fe. Pero el gobernador actual, Maximiliano Pullaro, implementó la ley de microtráfico, que permite que las causas de narcomenudeo queden en manos de la Justicia provincial. En este caso, el fiscal Benítez”, se remarcó.