Sign in / Join

La Justicia dejó detenido por intento de asesinato y femicidio a su joven pareja del Barrio Norte

Con la ciudad todavía profundamente dolida por los crueles sucesos acaecidos con el intento de abuso y crimen de la adolescente Agustina Imvinkelried, acaece un intento de homicidio y femicidio en el Barrio Norte de nuestra ciudad. Una ex pareja intentó ahorcar con el cable del ventilador a una joven y luego acuchillarla. Se llama Agustina.

Un sujeto de 28 años, que intentó matar a su ex pareja con un cable y un arma blanca luego, quedó tras las rejas por decisión de la Justicia.
Singularmente, este mismo sujeto habría sido quien manejaba el automóvil 147 en el cual murieron en un accidente de tránsito, cuatro jovencitos esperancinos, en un suceso acaecido en ruta provincial 70 hace unos 6 años atrás.
Y el hecho sucedió casi a la misma hora en que familiares de las víctimas se manifestaban por justicia en Plaza San Martín con una marcha y posterior visita hasta la Fiscalía.
En los tribunales de la ciudad de Santa Fe, el detenido ha sido imputado por el delito de intento de homicidio, agravado por el vínculo y por intento de femicidio agravado por el uso de armas y se acordó entre la fiscalía y la defensa que permacerá detenido.
Cabe recordar que en la jornada de ese viernes, la joven de 24 años fue atacada en su casa cuando el violento logró ingresar por la fuerza, insultarla, golpearla y tras tomar el cable del ventilador se lo enroscó en el cuello mientras con la otra mano la tomaba de la cabeza y del cabello inmovilizándola.
La versión señala que en medio de gritos, la mujer consiguió salir de la situación y fue entonces que el atacante tomó una cuchilla para “cortarla en pedazos”.
Una de las versiones indica que al lugar del Barrio Norte esperancino habría llegado el padre del agresor y suegro de la chica, que llevaría por nombre el de Agustina, y vive bajo una situación de terror, interponiéndose en la situación para resguardar a la joven hasta que llegó la policía. Otra versión cita que los vecinos llamaron al 911 y fue la policía de la ciudad la que pudo parar el furioso ataque y detenerlo.
Los vecinos y otras fuentes coinciden y aseguran que el tema del consumo de drogas y la violencia reiterada no está ausente en este caso, siendo ésta una repetición de otros hechos que lo tuvieron más de una vez tras las rejas y con dictamen de perimetrales al detenido.

Deja una respuesta