9.7 C
Esperanza
domingo, mayo 26, 2024
InicioActualidadMunicipio: “Sin agua no hay mosquito, sin mosquito no hay dengue”

Municipio: “Sin agua no hay mosquito, sin mosquito no hay dengue”

A raíz de la explosión de mosquitos que se pudo observar en la ciudad y las consultas recibidas por vecinos, la Secretaría de Servicios Públicos comunica las acciones territoriales para la prevención del dengue.

En los últimos días se pudo apreciar gran cantidad de mosquitos en la ciudad, periurbano y en toda la región. Este fenómeno natural suele ocurrir luego de las sequías prolongadas. Los mosquitos ponen sus huevos en los estanques que luego se secan; al recibir nuevamente agua de las lluvias estos huevos eclosionan provocando una explosión de mosquitos.

Dichas poblaciones suelen decaer en unos días, ya que el período de vida del mosquito es de una a dos semanas y luego va mermando la población por diferentes razones (muerte natural, dispersión por el viento, muerte por depredadores de mosquitos, etc.).

Esta especie de mosquito no es transmisora de la enfermedad de dengue, chikungunya o Zika, con lo cual no representan peligro para los ciudadanos, causando solo molestias por sus picaduras, agresividad y abundancia.

Para minimizar las picaduras se recomienda el uso de repelentes, ropa larga, uso de telas mosquiteras en puertas y ventanas, etc.

Por esta razón no se requiere realizar fumigaciones, ya que las mismas solo están recomendadas en situaciones de emergencia para casos de dengue sospechoso, probables o confirmados (Recomendaciones de Directrices para el control y prevención de dengue del Ministerio de Salud de la Nación, OPS y OMS).

Las fumigaciones, como método de prevención y control de las poblaciones de aedes aegypti (mosquito transmisor del dengue), están contraindicadas, ya que además de no reducir significativamente la población y no eliminar los huevos o larvas, pueden eliminarse otros insectos benéficos y/o predadores de mosquitos, sumado a otros inconvenientes como ser resistencia de los mosquitos a los insecticidas, introducción de los mosquitos a los domicilios al escapar del veneno, problemas de salud para personas de riesgo, contaminación ambiental, etc.

Un estudio científico reciente del CONICET confirmó en mosquitos la presencia de mutaciones genéticas que los hacen tolerantes a dosis normalmente letales. Es decir, cuanto más se utilizan los insecticidas, más se desarrollan las mutaciones genéticas asociadas a resistencias, y esto se agrava si encima ese uso es irracional o incorrecto.

Con lo cual, la fumigación en tiempos de prevención es contraproducente, siendo el descacharrado o eliminación de los sitios de cría los medios indispensables de prevención para un resultado satisfactorio, acciones que son responsabilidad exclusiva de cada ciudadano.

Ante cualquier síntoma de la enfermedad asista a un centro de salud.

Sin agua no hay mosquito, sin mosquito no hay dengue.