19.7 C
Esperanza
viernes, junio 14, 2024
InicioLocalesUna tarde “Malvinera” junto a la réplica del ARA General Belgrano

Una tarde “Malvinera” junto a la réplica del ARA General Belgrano

Una réplica en escala del Crucero ARA General Belgrano que es obra del paranaense Sergio “Titi” Gamella y el fin de semana estuvo en la ciudad.

En una jornada a pura emoción, Gamella le contó a nuestro medio que comenzó con esta obra el 2 de abril de 2017. Además, destacó que esta embarcación es la cuarta que realiza y tiene 8,12 metros de largo, es la más grande que construyó.

Fue hecha en base a los planos originales de la embarcación original y la idea fue hacerla para rendir homenaje a los excombatientes de la Guerra de Malvinas.

Esta réplica despierta gran interés en la población en general, al igual que las tres anteriores que hizo el entrerriano. Cabe señalar que las tres anteriores son de 1,20 metros, y luego las donó a familiares de caídos y al museo temático de la ciudad de Paraná.

Sergio de mostró agradecido por la invitación de los integrantes del Esperanza Automóvil Club que lo contactaron e hicieron todo lo posible para que esta réplica pueda visitar nuestra ciudad. Por otra parte, tuvo una mención especial con el Centro de Excombatientes de Malvinas de Esperanza y de la Municipalidad de nuestra ciudad por el cálido recibimiento y la hospitalidad recibida.

Hay que destacar el trabajo incansable de los miembros del Esperanza Automóvil Club que hicieron un gran esfuerzo para poder contactar a Gammella y coordinar con los integrantes del Centro de Excombatientes de Malvinas de nuestra ciudad y el municipio local para que esta jornada sea realmente un merecido reconocimiento para nuestros héroes de Malvinas.

El domingo a puro sol fue escenario de un evento que, además, tenía como atractivo los autos y motos antiguas, artesanos, puesto de antigüedades, un stand la Cruz Roja Filial Esperanza, bomberos voluntarios, todo contó con la organización del Esperanza Automóvil Club junto al Centro de Excombatientes y la Municipalidad de Esperanza.

En diálogo con nuestro medio, Hugo Landolt del Centro de Excombatientes resaltó el trabajo del Esperanza Automóvil Club que realizó un evento realmente para destacar.  Además, el Excombatiente indicó que “la organización de este evento de la mano de los integrantes del Esperanza Automóvil Club fue verdaderamente un logro de ellos. Nosotros como Veteranos de Malvinas les dimos una mano pero ellos pusieron todo, los autos y las motos antiguas, en sus instalaciones ubicadas en el Predio del Ferrocarril especialmente preparado y con una tarde de sol que acompañó. Realmente vivimos una tarde ´Malvinera´. Esta fue una idea que nació a través de este grupo de aficionados a los autos antiguos y eso es muy importante para nosotros”.

Por otra parte, Landolt agregó que “en este grupo nos encontramos con mucha gente joven y con ganas de hacer muchas actividades así que, en todo lo que tenga que ver con Malvinas, nos vamos a poner a trabajar codo a codo y estar en las actividades que se nos convoquen”.

Además, el Veterano de Malvinas puntualizó que “realmente esta actividad nos llena de satisfacción. Es así como se tienen que realizar las cosas. Después de 42 años de Malvinas, vemos vestigios de esa semilla que hemos sembrado poco a poco. Con conocimiento o sin conocimiento esa semilla de Malvinas nos está dando una devolución. No deja de ser una alegría para nosotros, los Veteranos”.

En lo que respecta al Ara General Belgrano, Landolt resaltó que “un buque viejo pero emblemático como el Belgrano, que perteneció en la Segunda Guerra Mundial a Estados Unidos, fue el único barco que se salvó. Mirá si tiene historia. Fue un buque esplendoroso. Cuando Japón ataca a Estados Unidos el Phoenix (Ara Gral. Belgrano para nosotros) es el único buque que se salva, lo único dañado fue en la cubierta, la parte principal, el puente de mando que después Estados Unidos lo arregla y se lo vende a Argentina. El buque es comprado por Argentina, que tenía un gemelo, y lo pone al servicio de la flota. Después de muchos años, cuando ya estaba en las últimas instancias de servicio, viene la guerra y lamentablemente la guerra se lo lleva con 323 tripulantes de 1093 que tenía en ese momento. Se salvaron 770 tripulantes y aunque parece mucho los que fallecieron para semejante ataque en el mar, la verdad que no fueron muchos. Se salvaron por el entrenamiento que tenía la tripulación, por la capacidad de su Capitán como de sus subalternos. Todos respetaron las normas y por eso salvaron tanta gente. Realmente podrían haber sido muchos más los caídos”.

Sobre el encuentro del fin de semana, el entrevistado señaló que “en la jornada estuvo Omar Vogt, integrante de la última tripulación del Crucero General Belgrano, también estaba José Portmann, entrerriano, Cabo Primero, maquinista como Omar y además todos los Veteranos de nuestra ciudad”.