21.7 C
Esperanza
jueves, octubre 22, 2020
Inicio Actualidad A propósito del respeto

A propósito del respeto

En la ciudad hay un tema que está en boca de todos: El proyecto del gobierno municipal de ciclovía de la Avenida Córdoba. Y en verdad, es un tema del cual mucho los esperancinos pueden aprender. Si se debate con respeto. Básicamente se pueden encontrar tres puntos de mira: Desde la seguridad vial, desde el análisis de los bienes de  la cultura y desde el criterio de lo urbanístico.

Y en este punto, depende del lugar en donde se pare el opinante en primer lugar, así como de la calidad de sus sentimientos y de la amplitud de sus conocimientos, se marcará el nivel del debate.

Pero como se señalara párrafo anterior, es una condición insoslayable la conducta del respeto personal y cívico. Todos alguna vez exigimos el respeto. Pero ¿que es el respeto?

Lo primero es definir sus dos componentes, elegidos y pronunciados de una manera arbitraria. La amplitud del conocimiento del otro y de lo otro y la calidad de los sentimientos. El área de lo cognitivo y el área de lo afectivo se retroalimentan de forma permanente construyendo y modificando la conducta.

Ejemplo: ¿Cómo actúa una persona frente a un sapo que aparece en su patio, (si es que se ha podido salvar de los tóxicos urbanos y rurales)?

Quien sepa poco de sapos y actúe impulsivamente, bajo el motor del miedo o del rechazo, que  son sentimientos primarios en el ser humano, tomará carrera y al mejor estilo Oscar Ruggeri, le pegará un derechazo fulminante, y tras dar 37 vueltas en el aire el batracio caerá en medio del pavimento, donde será pisado por un camión Scania doble tracción, con acoplado, hasta dejarlo chato como una figurita de sapo.

Hay otro tipo de personas en escala. Quienes conocen  al otro y a lo otro. Por ejemplo, saber que los sapos al comer larvas y mosquitos- como los peces- salvan a los vecinos de enfermedades transmitidas por estos insectos, que se pueden contraer cuando te pica un ejemplar infectado.

Entre ellas, figuran las siguientes: La fiebre chikungunya, fiebre del dengue, encefalitis equinas oriental y occidental, encefalitis japonesa, encefalitis Crosse, la malaria, la encefalitis de San Luis, el virus del Nilo occidental, la fiebre amarilla y el virus del Zika.

Esa persona, por conocimientos y sentimientos básicos de conservación, le dará un ósculo al batracio tras alzarlo con sus dos manos cuidadosamente y lo depositará en el charco de las calas, priorizando que se moje la pancita.

¿Todas las personas están calificadas en discutir sobre cultura, urbanismo y seguridad vial en la ciudad?

Por conocimientos y calidad de sentimientos -a los que hemos definido como componentes indispensable del respeto a lo otro y al otro- está claro que no, en el mismo nivel al menos.

Una buena medida cívica será medir con honradez lo que se dice y calificar sabiamente lo que se escucha.

Daniel Frank