15.6 C
Esperanza
miércoles, abril 14, 2021
Inicio Actualidad Despenseros: "El aumento en los precios de los alimentos está descontrolado"

Despenseros: “El aumento en los precios de los alimentos está descontrolado”

Una comida- almuerzo o cena- para cuatro personas, costaba hasta hace un mes unos 500 pesos. Hoy suma entre 700 y 800 pesos. Y estos incrementos de precios para la economía especialmente para las familias trabajadoras y humildes son más críticos. Y no tienen vista de parar. Son unos dos mil pesos diarios para comer si se suma el desayuno y la merienda. La cifra es fácil de sumar, unos 60 mil pesos mensuales sale alimentar a la familia de manera decente, digna.

 

Despenseros de barrio consultados por cronistas de El Colono del Oeste sentencian que “todos los lácteos aumentaron esta semana, pero ya lo venían haciendo, en leche, yogourt y quesos los incrementos son importantes. La leche que hace un par de meses costaba 60 pesos hoy vale 75 y 100 pesos.
Los productos  aumentan todas las semanas desde hace un par de meses. De a cinco, de a 10, de a 20 pesos, los incrementos son constantes.
¿Libretas? No. No se puede. Nadie da libretas ni se anota fiado. Podés tener dos o tres clientes que le anotás por quincena, pero nada más.
Lo peor es que estamos financiando al sistema nosotros. Un paquete de bolsitas se vendía a 49 pesos. Fuimos a reponer y de costo estaban a 70 pesos.
Las despensas y los negocios chicos van a desaparecer de a poco. Ya lo están haciendo. Hay comercios que por una semana al mes dejan de comprar, de abastecerse, para poder juntar el dinero, especialmente en la semana que tenés que pagar la luz, el agua, los impuestos y demás gastos familiares, porque no juntás para todo.

Con el dinero que recaudás esa semana pagás los gastos fijos y demás, o te abastecés de productos en tu despensa.
Ya nos anunciaron las panaderías que el pan va a sufrir otro incremento en Esperanza. Se vende entre 120 y 130 pesos el kilogramo. Y la gente, al pan lo ha reducido al máximo en su consumo.
Lo que es carne, de cerdo, de pollo y vacuna está en una meseta en las ventas y las frutas se venden mucho menos que hace dos meses, porque un kilogramo de manzanas cuesta 200 pesos y uno de bananas 150 pesos.
Las verduras son otro punto de venta que ha bajado en el consumo. Sobre todo en ciertos productos. Ni hablar lo que es la lechuga, doscientos pesos el kilogramo, la más barata, la repollada, porque la de hoja es más cara. La papa cuesta 50 pesos el kilogramo y es otro problema porque para una familia tipo necesitás por lo menos dos kilogramos para una comida.
Y no te digo los productos de perfumería y de limpieza. En dos o tres cositas ya sumás mil pesos. Una maniquinita de afeitar está 100 pesos y más.
Yo no sé lo que va a hacer el gobierno, o que piensa, pero está claro que si siguen aumentando los costos de los servicios y el combustible, esto no va a parar.

Para el 90 por ciento de la población los precios cuidados no existen. Los cortes de carnes baratos tampoco. Eso es para Buenos Aires. El resto del país lo mira por TV.
Lo peor de todo es que la gente nos mira con bronca a nosotros, que padecemos lo mismo que cualquier vecino. Porque lo que nos conviene a nosotros los despenseros y comerciantes de barrio, es que los vecinos tengan buenos sueldos y las cosas sean baratas, especialmente los alimentos en general” dicen los propietarios comercios de los barrios esperancinos.

 

Cuentapropismo

Un tema para ellos tiene que ver con la pandemia. En muchos barrios de la ciudad nacieron despensas, verdulerías, carnicerías, con fondos propios, ahorros, créditos o ventas de bienes como cuentapropismo.

Eso ya no existe, ante una segunda ola de covid, la gente que se ha quedado sin crédito y sin espaldas económicas, si carece de ganancias, no podrán soportar la crisis y deberán cerrar sus comercios y por ende, su ingreso económico.

La leche, caso aparte
La leche y varios de sus derivados tienen un reajuste en sus precios de un 7% promedio aunque hay algunas marcas que en el caso de los quesos, prevén alzas de entre un 10 y 12%, según fuentes del sector.