Sign in / Join

Empresarios y autónomos se preguntan qué hacer con facturación cero

“Yo tengo un bar con gastronomia. No viene nadie porque han dado un parate general, con la gente que sale de casa sólo para hacer los mandados necesarios, con qué voy a pagar las cuentas si paran las actividades por un  mes” se pregunta.

“Los locales nocturnos son cerrados a la fuerza, el ingreso de dinero es cero (0), tengo cheques en la calle, cómo los levanto si mis ingresos dejaron de existir.
Sin dudas vamos a necesitar un gran acuerdo con los proveedores, y ni hablar con los bancos, proque si el gobierno nacional, provincial y municipal no nos dejan trabajar, cómo hacemos para pagar no sólo a los proveeores, sino al Estado” se pregunta el empresario esperancino.
Mientras las horas van pasando, los hechos en el país van modificándose, casi minuto a minuto y en Esperanza, como en las ciudades de San Jerónimo y San Carlos Centro, así como en las 34 localidades que completan al departamento Las Colonias las situaciones de angustias y desasociego comienzan a manifestarse.
Está claro que está al caer todo lo que es la paralización del país, con un toque de queda generalizado, como no ha sucedido nunca.
Si se cierran las escuelas con vacaciones forzadas- y en la provincia en medio de paros y manifestaciones- y se saca de circulación el transporte público, decenas de miles de habitantes de Las Colonias y de la provincia de Santa Fe, se deberán quedar en sus hogares.
¿Cómo será la situación de quienes necesitan el transporte para ir a trabajar y cuál la respuesta que tendrán los organismos públicos y las empresas privadas?
¿El trabajador, tendrá causa justificada para no asistir al trabajo por lo que dure la medida?
Sin dudas que las empresas y las gremiales empresarias deben estar interesados en estos temas, así como los trabajadores y las sindicatos públicos y privados.
Si se detiene el transporte público subirá el consumo de la nafta por necesidad.
Otra pregunta que inquieta a muchos es ¿qué van a hacer los bancos? que no suelen ser en la Argentina precisamente entidades de caridad. Especialmente con aquellos que no puedan pagar sus compromisos.
Otra pregunta de los vecinos es qué sucederá con los precios, especialmente con algunos productos relacionados al coronavirus, pero también al Dengue, tanto en los comercios como en las farmacias.
Con haber vivido las inundaciones en Esperanza es suficiente para saber del comportamiento humano. Por entonces una botella de agua que costaba 50 pesos en algunos comercios barriales se vendía a 150 pesos y por 200 gramos de mortadela había que vender la heladera. Por ahora no hay respuestas certeras.