Sign in / Join

“Al ritmo de tirar agua al río Salado, Esperanza y una gran parte de Las Colonias van a desaparecer”

“El caso es así. Cada vez Las Colonias pierde más hectáreas. El valor de la tierra en miles de hectáreas ha bajado de 15 mil pesos la ha a 5 mil pesos.
En un distrito de Las Colonias, de 30 tambos han caído a 7 u 8, porque no tienen más piso para la comida de los animales. Eso viene sucediendo por años y para decir la verdad, los verdaderos hechos, se ocultan” nos dice el propietario de un tambo con toda su bronca.

“Un año es la sequía y el otro es la inundación, pero ya no hay más tierra cultivable.
Lo cierto es que Esperanza y gran parte de la región cada vez recibe más agua. Y con el enorme Canal de Vila-Cululú vamos a recibir además, todo el agua de una gran parte de Córdoba. Por supuesto que San Francisco (Cba) y Sunchales por ejemplo, van a quedar óptimas, y se van a revaluar todas esas miles de hectáreas por miles de dólares, pero ¿a costa de qué y de quiénes? Yo se lo digo, de Esperanza y de numerosas poblaciones de Las Colonias, que literalmente van a desaparecer bajos las aguas, porque cuando llueva en las tres regiones que terminan, todas, en el Cululú y en el río Salado, Esperanza y zona, harán, como hasta ahora, de retén para que no se inunden los campos y las poblaciones aguas arriba, y también, aguas abajo, como las ciudades de Recreo, Santa Fe y Santo Tomé”.

Aguas arriba
“Todos los trabajos de enormes canales se han hecho aguas arriba del Arroyo Cululú chico. Las pérdidas de tierras del Cululú chico hacia abajo son de miles de hectáreas. La canalización de todo el oeste de Las Colonias, inunda todo lo que encuentra y todo ese agua va al Salado y es retenida por la Ruta provincial Nº 6 de Esperanza hacia el norte.
Por el momento la situación de Esperanza es controlable porque no ha llovido a la vez en las tres cuencas, en los cursos del agua que viene de Santiago del Estero, de Salta y de Córdoba. Toda irá a parar al Salado. Si la lluvia fuera simultánea y aquí lloviera también, todo el norte de la ciudad de Esperanza estará en serio riesgo y una enorme parte de la ciudad de quedar bajo las aguas. Esa es la verdad.
Y no es que se ignore. Todos los estudios indican éso” nos aseguran las voces del campesinado y de agentes urbanos de Esperanza y Las Colonias.

El puente y sus aliviadores
“No sé si esta inundación se lo va a llevar. Es un milagro que estén en pie los puentes sobre el Río Salado en la zona del Balneario de Esperanza.
Hace muchos años que esos puentes tienen que ser cambiados, reemplazados por una mega obra muy superior, pero son utilizados como retén, para que las aguas que nos inundan, poblaciones y campos, se queden demoradas para no inundar a la ciudad capital y el conurbano de Santa Fe.
Si esos puentes se rompieran, y el proceso de velocidad y volumen de agua se multiplicara aguas abajo, no quiero pensar lo que será de la ciudad de Santa Fe.
Eso ya pasó. Sabemos que una gran parte del cauce del Río Salado es hoy zona urbana de la ciudad de Santa Fe. Pero el hecho, por el caudal de agua que recibe y recibirá en corto tiempo, el Río Salado ahora, lo hará mucho peor” revelan las fuentes.
Daniel Frank

 

El agua en la zona del Balneario de Esperanza: Foto gentileza Horacio Gadient.

Deja una respuesta