Sign in / Join

Un alerta que era sólo humo

Vecinos vieron el “humo” que salía por los ventanales del Jardín Maternal municipal de calle Mitre, en el sur de la ciudad. Temerosos de que algo malo estuviera sucediendo dentro del centro educativo llamaron a los Bomberos Voluntarios.

Los serviciales bomberos montaron en una de sus autobombas y partieron raudos hacia la zona del Barrio Ceferino Namuncurá. En las afueras estaban los vecinos y las maestras del centro educativo para los hijos de las madres que trabajan.

Pero al ingresar, raudos, los bomberos fueron alertados por los empleados que estaba trabajando en el Jardín Maternal fumigando el lugar.

Es que aprovechando las vacaciones de invierno, las autoridades determinaron que era bueno fumigar ese espacio, para mejor salud de la comunidad educativa.

El “humo” no era otra cosa que el producto de la acción de los fumigadores. Enseguida volvió la calma y los vecinos a sus hogares.