27.2 C
Esperanza
domingo, agosto 9, 2020
Inicio Cultura Algunos discos de los ´90s para la cuarentena

Algunos discos de los ´90s para la cuarentena

Les ofrecemos un recuento canónico de algunos discos para escuchar durante la cuarentena y sentirnos bien, aunque esto parezca “el fin del mundo tal cual lo conocemos”, tal el nombre del tema de R.E.M. que se ha vuelto tendencia (“It`s the End of the World As We Know it”) y casualmente, es con los de Atenas, Georgia, que comienza esta playlist. Michael Stipe, el compositor y cantante, aprovechó la renovada popularidad, para instar a la gente a que sea responsable y no salga si no es por una emergencia, pero sobre todo a que tenga cuidado de dónde se informa: “Aunque oigas consejos de una estrella del pop, no confíes del todo en las redes sociales, buscá la información en los servicios informativos confiables”. De R.E.M. Monster (1994) resulta imprescindible. Naturalmente, el motor de búsqueda te puede llevar hacia el consagratorio Out of Time (1991) o a Automatic for the People (1992), no lo dudes y subí el volumen.

Nunca hay que olvidarse de Pearl Jam, especialmente de Ten (1991), su disco debut. “Even Flow” es casi un himno generacional.

Out of the box, es decir, fuera de ciertas convenciones de armonía, encontramos el disco Cure for pain de Morphine. Suena excelente, es de 1993, los bostonianos de Cambridge, Massachusetts, han creado una poderosa combinación de jazz y rock, con destellos de funk y psicodelia. Muy original, literalmente, no hay nada parecido, en Cure for pain Mark Sandman (†) cantaba “Someday there will be a cure for pain”. Si se hubieran quedado con ganas, está Good, de 1992, igualmente hermoso y podrían completar la trilogía con Like Swimming, de 1997.

Aunque la sonoridad alcanzada por los británicos Radiohead en el siglo XXI, es ultra sofisticada, quizá viene bien encontrarse con los antecedentes: Pablo Honey (1993) y su inefable “Creep”, The Bends (1995) y Ok Computer (1998) son tres piezas claves en las cuales, la depuración y complejidad posterior, ya ha sido anunciada. Radiohead es una experiencia de fidelidad, de alta fidelidad. Si quieren darse una vuelta por el futuro, para cortar el canon retro, pueden comenzar con Amesiac (2001) o escuchar Atoms of peace, la formación que integran Tom York (Radiohead) y Flea (Red Hot Chilli Peppers)… ¡los Red Hot! ¡Cómo no darle click a Blood Sugar Sex Magik (1991)! Y a Nevermind (1991) de Nirvana para recordar que era aquello del grunge o sonido de Seattle. Finalmente Achtung Baby (1991) de los irlandeses U2, no debería faltar.

Mauricio Yennerich