25.6 C
Esperanza
jueves, septiembre 24, 2020
Inicio Actualidad Hoteleros con todas las puertas cerradas no saben cómo seguir

Hoteleros con todas las puertas cerradas no saben cómo seguir

La gravísima situación de restaurantes, comedores y bares en Esperanza y en todo el departamento Las Colonias como en la provincia, ya fue expuesta por cronistas de El Colono del Oeste. En este caso, quisimos conocer la situación de los hoteles y posadas de la ciudad y dialogamos con María Rosa Theler del Hotel Castellón, ubicado en la esquina de calles Sarmiento y Aarón Castellanos, a una cuadra del principal paseo de la ciudad, la Plaza San Martín.

Con su amabilidad de siempre, María Rosa Theler recordó que “el 20 de marzo pasado cerramos el hotel por orden del Ministerio de Turismo de la Nación en concordancia con la Secretaria de la Provincia de Santa Fe.

Desde ese día y hasta la fecha desafectamos al personal” lo que claramente significa que no hubo un solo peso de ingreso más.

“La situación es realmente apremiante” califica la empresaria esperancina de uno de los hoteles históricos de de la ciudad.

“Veníamos de dos años muy complicados donde la recesión económica hizo que nuestra actividad prácticamente se paralizara” lo cual, sin dudas, es un agravante al problema.

“Resistimos con la esperanza de que un nuevo gobierno en el país traería ese aire fresco para las economías regionales. Y nos llegó la pandemia del Covid 19 y entonces se agravó la situación” explica.

“Hemos afrontado con recursos propios los pagos de sueldos, impuestos y servicios del mes de marzo.

Abril se fue complicando… Ingresamos en el programa ATP del gobierno nacional y de esta forma logramos pagar sueldos de abril. Tal vez nos apresuramos en la incertidumbre de cómo será en el futuro y sacamos el préstamo que ofrecían los bancos con un interés del 25 %. Eso implica que para  agosto ya debemos empezar a devolverlo” manifiesta con un tono severo de inquietud y preocupación.

“Hemos presentando el protocolo correspondiente ante el Gobierno Provincial y Turismo provincial con la restante documentación que solicitaban. Está aprobado pero se nos informa que solamente podemos alojar a personal esencial y exceptuado. Cuando vamos a investigar a la página oficial sobre las actividades permitidas vemos que son muy pocos huéspedes que podemos aceptar”.

Para un análisis simple de lo que señala la empresaria hotelera esperancina: Sale más caro abrir que permanecer cerrado.

“Nuestro hotel recibe viajantes, familias, familiares de estudiantes, operarios que llegan de todo el país para empresas de nuestra ciudad, gente relacionada con la  Universidad Nacional del Litoral. Vemos este detalle y nos damos cuenta que son muy escasos los huéspedes posibles” reafirma María Rosa Theler.

“Por eso estamos en la disyuntiva de abrir o no.

Ya acondicionamos el local a las exigencias del protocolo para cuidar a nuestro personal y a los visitantes. Pero no tenemos decidido qué rumbo tomar en los próximos días” explica con sinceridad.

“Hemos perdido mucho dinero porque las deudas por servicios, afip, api, etcétera, si bien se pueden postergar uno o dos meses, a la larga hay que pagarlas.

No tenemos certeza de cuándo se liberaran los colectivos desde y hacia Esperanza, cuándo les permitirán moverse a las familias, y tantas otras dudas…

En realidad estamos muy preocupados todos en la familia” confiesa honestamente.

“Para salir de esta coyuntura necesitaríamos un subsidio porque más préstamos no podremos pagar” expresa finalmente con una cuota de amargura y angustia fácilmente visible porque “no vemos, por ahora,  que eso esté en la agenda del Estado”.