Sign in / Join

Oferta de pliegos licitatorios para ser agente financiero provincial

Por Maurcio Yennerich

El Gobierno de Santa Fe ha llamado a licitación para volver a contratar el servicio de agente financiero y lo ha hecho “bajo nuevas reglas de juego”. El Banco Nación y el NBSF fueron las primeras instituciones en adquirir los pliegos licitatorios. Las nuevas reglas del juego tienen que ver con un aumento del canon administrativo, que representará para el tesoro público provincial, un aumento de aproximadamente $ 50 millones, adicionales a los $ 230 millones actuales.

Además de una presencia geográfica capaz de atender a empleados y pasivos con cuentas en el banco en toda la provincia, el Gobierno demanda a las instituciones que compiten en el pliego una participación activa en el circuito financiero-productivo, impulsado desde la gestión Lifschitz y refrendado por el Dr Bonfatti, en caso de ganar las elecciones y asumir un segundo mandato al frente de la Casa Gris. La creación de un Banco de Desarrollo provincial, un fideicomiso productivo y un fondo de garantía, que respalde al sector empresarial en su relación con el agente financiero estatal, son los objetivos a los que se le ha dado prioridad.

Recordemos que el Banco de Santa Fe, en calidad de oferente público-estatal de dinero, debía cumplir una función fundamental para impulsar el desarrollo productivo puesto que la lógica de lo público, a diferencia de “la privada” y el propio mandato fundacional del banco, están íntimamente ligados a la inversión Industrial. Otras actuaciones como agente financiero del Estado Provincial, tuvieron lugar en varias oportunidades. A mediados de los `80s, por ejemplo, específicamente en 1987, el Banco depositaba en las cuentas gubernamentales, centralizadas en el FUCO (Fondo Unificado de Cuentas Oficiales) el dinero que, desde el Área de Operaciones Internacionales y Cambios, creada ad hoc-, se utilizaba para pagar el sueldo a la Policía, se solventaba una línea aérea provincial, se financiaba la Dirección General de la Administración y el proyecto Gasoducto Regional. Ese mismo año, 1987, el Banco delega en otras entidades, de la misma escala regional, algunas responsabilidades recaudatorias.

El recurrente rojo de la cuenta, por incumplimientos del Estado y otras irregularidades motivaron la creación de la Comisión Ghezzi, cónclave parlamentario, cuya actuación no prosperó más allá del primer momento de su formación.

Deja una respuesta