18.9 C
Esperanza
sábado, mayo 30, 2020
Inicio Actualidad Brutal aumento en los alimentos en Esperanza

Brutal aumento en los alimentos en Esperanza

Los alimentos de primera necesidad, han manifestado en estos días, un incremento brutal para desgracia de la comunidad.

Los incrementos estacionales especialmente en las bebidas y ciertos productos que se sostienen desde noviembre del año pasado y que se sienten fuertemente en las góndolas, en esta semana pasada y la actual, tienen además otro aliado, y es “la bomba de tiempo” que dejara el gobierno nacional anterior, con el tema del IVA en los alimentos.
Después de las elecciones nacionales PASO, el gobierno de Mauricio Macri suspendió los aumentos importantes en los servicios especialmente vinculados a la energía y las naftas.
Este hecho fue neutralizado por el gobierno entrante, sólo por seis meses. Se verá cómo se resuelve en junio.
Pero, una medida totalmente electoralista acompañó a la derrota en las pasos del gobierno nacional, y es la quita hasta diciembre del IVA en los alimentos.
Esta medida produjo una resta muy importante para las arcas nacionales y paró los aumentos de manera pasajera y anti natural de una economía inflacionaria.
El gobierno nacional actual decidió que el IVA a los alimentos sea reimplantado en esta semana pasada. Y eso hizo que la bomba de tiempo electoralista, explotara. Lo que sucede es que como se dijera en otros tiempos, los precios “se han sincerado”.
El golpe en los bolsillos de los esperancinos se da en todos los derivados de las harinas, las bebidas, los lácteos, donde el queso, por ejemplo, vale más que un anillo de diamantes africanos en cualquier joyería de Esperanza.
“Comprar un poquito de carne molida, un paquetes de fideos, una caja de tomates en salsa y algo de pan te sale quinientos pesos y te sirve para una sola comida” se quejaba una vecina que arrastraba un carrito “flaco” en mercadería.
“Comer una familia tipo en Esperanza, te sale no menos de mil pesos diarios” comenta otra vecina cliente mientras espera que le cobren en la caja del comercio esperancino.
“Comprar carne es muy complicado, al menos la de vaca, es un poquito menor la de cerdo pero en un año aumentó un doscientos por ciento por lo menos. Nos queda el pollo, menos mal, es lo único más barato para comer en Esperanza. Milanesa de pollo, pata muslo, alitas de pollo con arroz para la gente más pobre, menos mal que existe Carnave y otras pollerías en Esperanza” comenta con cierto sarcasmo otra vecina mientras camina cargando las bolsitas con alimentos y que aasegura que en su casa la carne de vaca es un lujo que hace mucho tiempo que no se dan.
“Comprar marcas es para un grupo reducido en la ciudad. Han crecido las ventas de productos de limpieza como detergentes, agua lavandina y demás a granel y fraccionados. Y ahora, con este nuevo golpe a los bolsillos peor.
En casa necesitamos por lo menos 30 mil pesos mensuales para poder comer solamente. No quiero pensar lo que va a ser mandar a los chicos a la escuela este año” se horroriza una ama de casa que está pensando que en febrero hay que comenzar a comprar calzado, ropa y útiles para el calendario escolar 2020.
Será entonces cuando muchas cosas más habrán de “sincerarse” y en este punto, no pocos tendrán que sumar los costos de los traslados en remises o en colectivos.
Un litro de leche cuesta mínimo 50 pesos, salvo ofertas puntuales en lugares puntuales.
Basta esa mirada para saber que el 2020 será crítico para muchos miles de esperancinos.