28.8 C
Esperanza
jueves, diciembre 1, 2022
InicioActualidadCarta abierta a la sociedad de la víctima del Caso Baraldo

Carta abierta a la sociedad de la víctima del Caso Baraldo

El niño que fue abusado por sus abuelos y tío a partir de los 5 años hasta los 9 años, en Esperanza, hoy tiene 18 años. A través de una carta abierta a la comunidad confirmó los abusos que padeció de mano de sus familiares y agradeció el respaldo de su familia, de la justicia y de los periodistas y medios de comunicación.

Manuel, como se decidió nombrarlo para resguardarlo, visitó los estudios de la radio AIRE de Santa Fe, en donde entregó al periodista Luis Mino una carta abierta en la que confirmó los vejámenes que sufrió de parte de las personas que tenían el deber de resguardarlo: su abuelo, abuela y tío.
A raíz de una reciente publicación de un medio de comunicación de la ciudad de Santa Fe, la familia del joven se contactó con AIRE para ratificar los hechos que afectaron la vida del joven y su familia.
Titulada como “Carta abierta a la sociedad” y con fecha del 28 de agosto, el joven confirmó los abusos que sufrió de parte de su abuela, abuelo y tío en la ciudad de Esperanza.
“Cansado de escuchar que el abuso no ocurrió, hoy salgo a decir que sí y duele, duele volver a ver y leer todos estos años que vivimos y padecimos por lo que me sucedió a mí”, escribió.
En la actualidad, Manuel lleva una vida tranquila, centrada en el estudio universitario, su familia y amigos. Sentado en el estudio, detrás de las cámaras, el joven que estuvo acompañado por sus padres, hermanos y el fiscal Omar de Pedro, Manuel respondió de manera indirecta a las declaraciones que realizó Nidia Morandini.
“El abuso sí sucedió. Me lo hicieron a mí y fueron Nidia, Víctor y Juan Pablo. Y ya desearía cerrar este capítulo de mi vida porque amo a mi hermanita que tiene 8 años y no quiero que lea las barbaridades y mentiras que escriben de mi familia”, detalló el joven en la carta.
A pesar del esfuerzo que significó para Manuel escribir la misiva y plasmar en un papel “abuso sexual”, llamó a las víctimas que como él sufrieron de vejámenes a ser fuertes y a creer en Dios.

La carta abierta de
la víctima 
“No quería escribir algo que intento olvidar, o al menos dejar atrás como un capítulo de mi vida que me marcó y dañó. No solo a mí, sino también a mi mamá y mi familia. Y por mi familia me refiero a mi mamá Fernanda, a quien atacaron tanto solo por defenderme y el que hoy es su compañero de vida y ocupó ese lugar que mi padre biológico renunció al no creerme lo que me había sucedido”. Hoy le doy gracias a mi mamá y a Carlos. Ese Carlos que por cuestiones de la vida se llama igual, pero me refiero a Carlos Gloor. El que me acompañó y hoy es mi padre, mi hermanita y dejo de contar”.
En el día de ayer, luego de ver la nota en El Litoral y escuchar a esa persona que tanto daño me causó junto a su esposo y su hijo, porque no puedo decir que eran mis abuelos y mi tío, porque una familia no hace lo que me hicieron. Cansado de escuchar que el abuso no ocurrió, hoy salgo a decir que sí y duele, duele volver a ver y leer todos estos años que vivimos y padecimos por lo que me sucedió a mí. En mi inocencia de niño creía en esas personas que tenían que cuidarme y solo abusaban de mí.
Ya tengo 18 años y no soy aquel niño inocente al que le robaron su infancia los que pretendían ser mis abuelos y tío: Nidia, Víctor y Juan Pablo. Llevaré esa marca de por vida, pero sabré superarme”.
Cabe acotar que durante una hora y quarto, el Fiscal Omar de Pedro, explicó a la audiencia los detalles y la sentencia del juicio, que incluso fue apelado hasta la Corte Suprema de la Provincia que lo confirmó.
Desgraciadamente vuelve a la luz un tema harto doloroso para la víctima, su familia y la comunidad esperancina.