Sign in / Join

Un tribunal le dio la razón a la querella y a la fiscalía en Caso Baraldo

El escandaloso juicio en el Caso Baraldo, finalmente suspendido y a la espera de otro nuevo, donde se juzga a los abuelos y  a un tío policía de un niño, que denuncia ante su madre y ésta luego ante la Justicia de haber sido abusado sexualmente desde los 5 hasta los 8 años aproximadamente, tiene dos hechos importantes en las últimas horas.

El primero de ellos es que en fecha cercana, el recurso interpuesto por las víctimas a través de la querella y de la Fiscalía que acusa a las tres personas involucradas, resultó favorable a las víctimas.

Los jueces Fernando Gentile, Roberto Prieu Mántaras y la jueza Martha Feijoó, integrantes del Tribunal Pluripersonal del Colegio de Jueces de la Segunda Instancia de la Primera Circunscripción Judicial de Santa Fe, resolvieron invalidarla resolución del 27 de noviembre del año pasado dictada por los doctores Octavio Silva, Jorge Pegassano y Sergio Carraro.

A entender de los jueces Mántaras, Feijoó y Gentiles ante la recusación de los jueces que estaban a la orden del juicio original que fuera suspendido- Luna, Silva y Pegassano- no cabría el recurso de la querella y la fiscalía si lo jueces “hubieran actuado dentro del marco de la legislación procesal, lo que de ningún modo hicieron”.

También en su fallo se señalan “graves vulneraciones a garantías constitucionales que hacen al debido proceso, concretamente a la imparcialidad de los jueces, acceso a la justicia e igualdad ante los tribunales, garantías que amparan tanto al imputado como al querellante” dando la razón a la querella que defiende los derechos del niño a través de su madre y al Fiscal acusador Omar de Pedro.

Sin dudas, la decisión del tribunal al que acudieron tanto la Fiscalía como la querella, pone luz en lo sucedido en este juicio que bien podría calificarse de tan invalidado como vergonzoso.

Otro tema

Cabe señalar que estos tres jueces que se citan, dieron la libertad tanto a la abuela, abuelo como al tío del niño que denuncia haber sido abusado en reiteradas oportunidades durante aproximadamente tres años, ante el oportuno pedido de su defensa y  a la espera los tres de un nuevo juicio.

La familia del niño acusa que tanto la abuela como el tío policía y otros familiares impedidos de acercarse al niño, han quebrado en forma reiterada la medida de distancia dictada por la Justicia. Y que lo siguen haciendo, contando hechos específicos sucedidos por ejemplo, en un club de fútbol y en una escuela.

Esto acaeció el miércoles por la mañana en los tribunales de Santa Fe. Y pidieron tanto la Fiscalía como la querella que vuelvan a la cárcel y se invalide la decisión del tribunal.

Los abogados de la defensa abogaron porque éso no suceda diciendo que son excelentes ciudadanos, bien considerados, incluso en la faz laboral además de sostener que la libertad hasta la resolución del juicio obedece a extrictos temas legales.

Seguramente será inminente el fallo sobre si confirma la libertad de los imputados, de manera total o parcial, da la razón parcial o total o  desestima el pedido de la familia del niño y de la Fiscalía.

 

Daniel Frank

 

Deja una respuesta